Columna sobre Política y Relaciones Internacionales. 15 de diciembre de 2022

Jiang Zemin y América Latina en retrospectiva

Por Pamela Aróstica

¿Qué rol jugó Jiang Zemin en las relaciones entre China y América Latina a fines del siglo XX y comienzos del actual?. Al examinar las relaciones sino-latinoamericanas en retrospectiva, hay tres generaciones de líderes chinos que fueron marcando la pauta de estos vínculos, desde Deng Xiaoping como articulador del proceso de reforma y apertura, hasta los líderes que lo sucedieron como Jiang Zemin y Hu Jintao, quienes pusieron de manifiesto el creciente interés por la región. El 30 de noviembre de 2022 falleció Jiang Zemin a los 96 años, núcleo de la tercera generación de líderes del Partido Comunista de China (PCCh) y fundador de la teoría de la triple representatividad. Nació el 17 de agosto de 1926 en la ciudad de Yangzhou, fue ingeniero eléctrico, político e intelectual cosmopolita, ocupó un lugar relevante en la política china, como Ministro de la Industria Electrónica en 1983, alcalde de Shanghái en 1985, secretario general del Partido Comunista desde 1989 a 2002 y quinto presidente de China desde marzo de 1993 a marzo de 2003.
En su trayectoria Jiang Zemin impulso una estrategia de desarrollo tecnológico y de políticas económicas que catapultaron el desarrollo de China, jugando un destacado rol en la transición del país como potencia emergente y en el estrechamiento de sus relaciones con América Latina. Cuando asumió como presidente, China aún se encontraba en la primera etapa del proceso de reforma y apertura y de su modernización económica, y como líder Jiang Zemin «(…) Condujo a su país durante uno de los crecimientos del PIB per cápita más grandes de la historia humana, consumó la devolución pacífica de Hong Kong, reconstruyó la relación con Estados Unidos y el resto del mundo (tras la masacre de Tiananmén), y puso a China en el camino a convertirse en una potencia económica global» (Kissinger, 2022). Además en su mandato el 11 de diciembre de 2001, China ingresó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) tras 15 años de negociaciones. (1).
En un contexto previo, posterior a las protestas de Tiananmén en 1989 y del aislamiento internacional experimentado por China, América Latina se abrió a la primera visita a la región de un jefe de Estado chino Yang Shankun en 1990, quien realizó una gira por México, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, un hecho histórico que reflejaba dilemas entre coincidencias y tensiones, dado que América Latina y el Caribe era una región en la que China y Taiwán agudizaban su pugna. Con Jiang Zemin como presidente, las relaciones sino-latinoamericanas experimentaron un renovado impulso, estimulado por el crecimiento económico de China, el aumento del comercio, las frecuentes visitas de alto nivel político, las misiones empresariales que fueron eje del aumento en la densidad de las relaciones y nexos establecidos durante la década de los noventa. Paulatinamente entre los actores políticos latinoamericanos, China comenzaba a ser percibida como un poder emergente capaz de estimular el crecimiento económico de la región.
El presidente Jiang Zemin visitó América Latina en 1993, 1997 y 2001, poniendo el énfasis de las relaciones en la cooperación y extendiendolas a una amplia gama de dimensiones que confluían en la piedra angular de las relaciones sino-latinoamericanas marcadas por el eje económico y comercial. Un punto de inflexión se alcanzó con el primer viaje al exterior de Jiang Zemin en el nuevo milenio, al visitar América Latina en abril de 2001, donde sostuvo que “(…) El siglo XXI será un siglo en que China y América Latina cooperarán tomadas de la mano en todas las áreas, y también será un siglo en que los pueblos de China y América Latina construirán un mañana mejor” (2). En dicha oportunidad Jiang Zemin junto a su delegación visitaron Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Cuba y Venezuela, países claves no solo como proveedores de materias primas y recursos energéticos para la industria china, también en otros campos dado que China firmó con estos países alrededor de 20 acuerdos sobre comercio, inversión, economía, educación, deporte y medio ambiente. Por tanto un objetivo fundamental de la visita era ayudar a incrementar los lazos económicos, comerciales y de inversión entre China y América Latina pero también a expandir la cooperación en distintas dimensiones. (3). Esa gira también tuvo como objetivo reforzar la influencia de China sobre los 13 países, principalmente de Centroamérica y el Caribe, que en ese momento aún mantenían relaciones diplomáticas con Taiwán.
Durante su discurso en la CEPAL el 6 de abril de 2001 denominado: “Trabajemos juntos por una nueva era de cooperación amistosa entre China y América Latina y el Caribe”, Jiang Zemin planteaba varias iniciativas, entre otras indicaba que «(…) Es necesario fomentar las consultas para llevar adelante la cooperación Sur-Sur en toda la línea. He aquí la vía importante por la cual los países en vías de desarrollo pueden afrontar juntos los cambios en la situación mundial y afianzar su poderío global y posición internacional. Resulta imperativo redoblar fuerzas para explorar y abrir nuevos canales y formas de cooperación, poniendo en pleno juego sendas ventajas y potencialidades en aras de una complementación mutua y superación compartida, a fin de inyectar un nuevo dinamismo en la cooperación Sur-Sur». Por primera vez en la política exterior de China hacia Latinoamérica se ponía el acento en el concepto de «cooperación Sur-Sur» y en base a ello, Jiang Zemin formulaba una propuesta a los gobiernos latinoamericanos para la creación de un frente común a objeto de que los países en vías de desarrollo reforzaran su poder político y económico en un nuevo orden internacional.
En ese nuevo orden a comienzos del siglo XXI, América Latina comenzaría a tener una renovada relevancia en el contexto internacional de la mano del impulso de China, la que de forma proactiva potenciaría el fortalecimiento de las relaciones con una importante contribución de Jiang Zemin. De hecho al año siguiente en junio de 2002 destacó otro hito en las relaciones sino-latinoamericanas, China propuso a Chile comenzar las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio, el que se convertiría en el primer TLC entre China con un país latinoamericano, y se enmarcaría a nivel macro en el auge que experimentaba como potencia emergente bajo la conducción de Jiang Zemin.
Para una mejor comprensión de la China actual y el lugar que ocupa como relevante actor en el escenario internacional, es importante considerar que Jiang Zemin jugó un rol clave para lograr la integración de China al sistema internacional, adhirió a la globalización económica y comenzó a trabajar de manera paulatina y clara con los países del tercer mundo de África y Latinoamérica, los que no ocupaban un lugar relevante en la agenda de Estados Unidos o de las potencias de Europa en ese momento. Concretamente el 2000 China organizó su primera reunión masiva con jefes de estado de África en Beijing, y casi en paralelo también lo haría con América Latina y a posteriori con el fomento de foros como China-CELAC, entre otros instrumentos de convergencia a nivel regional. Ese trabajo impulsado por Jiang Zemin con países del tercer mundo, al principio fue para no depender solo de Asia (4), pero luego formó parte de una estrategia macro para el ascenso de China como potencia global y en ese camino se logró un objetivo propuesto por Jiang Zemin el 2001, consolidar la posición de China como actor clave en América Latina.
Notas:
  1. Aróstica, P. (2005) «China miembro de la Organización Mundial de Comercio: Proyecciones internas y en la economía internacional». En: Cesarin, Sergio & Moneta, Carlos (Ed.). China y América Latina: Nuevos enfoques sobre cooperación y desarrollo: ¿Una segunda ruta de la seda?. Buenos Aires: Banco Interamericano de Desarrollo BID – INTAL. pp. 85-104.
  2. Shixue, J. (2006). “Una mirada china a las relaciones con América Latina”. En: Revista Nueva Sociedad. N°203. Mayo / Junio. Caracas. p. 78.
  3. Chinadaily.com.cn (2001). «Jiang Zemin to Start Latin America Tour». April 1st. In: http://www.china.org.cn/english/2001/Apr/9917.htm (Consultado: 09.12.2022).
  4. You-Chung Wong (2005). From Deng Xiaoping to Jiang Zemin: Two Decades of Political Reform in the People’s Republic of China. University Press of America.
Pamela Aróstica es Directora de la Red China y América Latina: Enfoques Multidisciplinarios (REDCAEM), Doctora (Ph.D.) en Ciencias Políticas de la Freie Universität Berlin, Magíster en Estudios Internacionales y Licenciada en Historia de la Universidad de Chile. @RedChinaALatina
.