Columna de Economía, Comercio e Inversión, 15 de enero de 2019

China y el T-MEC

Por Jorge López Areválo

La evolución reciente del comercio exterior de México y China en el contexto de la irrupción de ésta en el espacio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés), renombrado como T-MEC, acrónimo que significa Tratado México, Estados Unidos y Canadá, es notoria. Como países emergentes son actores importantes de la escena económica mundial, con un destacado rol del segundo. En este sentido adquieren relevancia no sólo por el peso político de sus economías sino, en el caso del primero, por el factor de proximidad geográfica que puede acentuar, si cabe más, la magnitud de dichas tendencias y, en relación con China, a pesar de la lejanía geográfica y no tener tratado de libre comercio con los países del TLCAN, hoy a punto de ser T-MEC, cobró cada vez mayor importancia en este espacio de integración.

La administración del presidente Donald Trump, quien asumió el gobierno el 20 de enero de 2017, se ha manifestado contra ambos países, con México sosteniendo desde su campaña que construiría un muro en la frontera, lo cual hoy, por disputas internas respecto al muro, tiene en parálisis al gobierno estadunidense, la más larga de su historia; además, que iba a abandonar el TLCAN, pues era el “peor tratado firmado por Estados Unidos en su historia”. Sin embargo, después de múltiples negociaciones se llegó al T-MEC, especie de TLCAN plus, pues la relación bilateral es tan intensa que se ha visto obligado a sacar un acuerdo, aunque falta sea aprobada por los congresos de los tres países.

Sin embargo, Estados Unidos logró incluir en las negociaciones del T-MEC el artículo 32, dirigido a China, pues establece que cada uno de los miembros deberá abstenerse de entablar relaciones con economías no de mercado. Se trataría del primer tratado internacional que explícitamente es adverso al país asiático. Es decir, la política de Donald Trump hacia México se ha caracterizado por el discurso del muro, anti-libre comercio y anti-inmigración, mientras que con China hay una ofensiva proteccionista que ha llevado a ambos países al borde de una guerra comercial con resultados impredecibles, pero impactando en el comercio global.

Estados Unidos ha dirigido su ofensiva contra ambos países, en definitiva sus principales socios. China es un importante adepto comercial de los tres miembros del T-MEC, lo cual incluso es un desafío teórico, pues autores pioneros como J. Viner (1950) o, más tarde, Dornbusch (1992) señalaban que para los integrantes de los bloques económicos se producía ganancias de bienestar a expensas del resto del mundo.

En un caso como el del TLCAN o el T-MEC la reducción de las barreras internas podría incrementar la competitividad entre los países miembros, aumentando la eficiencia relativa del BE-TLCAN (T-MEC) y las importaciones-exportaciones intra-TLCAN (T-MEC), por lo que, suponiendo la existencia de economías de escala, externalidades y ventajas comparativas dinámicas, en teoría las importaciones intra-TLCAN sustituirán en términos relativos a las del resto del mundo. Sin embargo, existe la evidencia empírica de que Estados Unidos ha perdido participación en el mercado mexicano a expensas de China, y a su vez México en el mercado estadunidense a las de ésta. Con Canadá ha ocurrido lo mismo.

En las últimas dos décadas, China se ha convertido en un actor destacado en el comercio mundial, y América del Norte no es la excepción. Este gigante asiático, aunque no ha firmado un tratado comercial con los países del TLCAN (T-MEC), ha irrumpido en esta área, ganando terreno como proveedor de mercancías.

Cuadro 1. Exportaciones e importaciones de México en 2017 (millones de dólares)

Exportaciones Importaciones Saldo
Mundo 409451.4 100.0 420369.1 100.0 -10917.7
Canadá 11376.5 2.8 9787.8 2.3 1588.7
China 6713.0 1.6 74145.3 17.6 -67432.3
USA 327357.9 80.0 194992.2 46.4 132365.7

Fuente: UN Comtrade (Consultada el 15/01/2019).

El comercio de México con China está centrado más en las importaciones que en las exportaciones, pues se ha convertido en su segundo proveedor, sólo detrás de Estados Unidos, a lo largo de la historia el principal. Las exportaciones del primero al segundo son aun de menor participación, por eso nuestro país tiene un enorme déficit comercial con el gigante asiático.

Cuadro 2. Exportaciones e importaciones de Estados Unidos en 2017 (millones de dólares)

Exportaciones Importaciones Saldo
Mundo 1545609.2 100.0 2407390.2 100.0 -861781.0
Canadá 282242.8 18.3 305878.8 12.7 -23636.0
China 129893.5 8.4 526022.3 21.9 -396128.8
México 243314.4 15.7 317207.2 13.2 -73892.8

Fuente: UN Comtrade (consultada el 15/01/2019).

En el caso de Estados Unidos sucede algo similar. China es el principal proveedor de la economía del coloso del norte y no tiene la misma importancia como destino de las exportaciones estadunidenses. Lo interesante del caso es que Estados Unidos tiene un déficit enorme con China y México, pero no cercano al chino, equivalente a 5.4 veces el mexicano. En síntesis, se hace necesario recurrir al análisis empírico para establecer cuáles son las principales transformaciones económicas ligadas al proceso del TLCAN (T-MEC) y, en particular, cómo China se ha insertado en él, especialmente como proveedor y no tanto como comprador. A pesar de la cláusula 32 y del proteccionismo de Estados Unidos, se espera siga ganando participación en estos mercados.

Jorge López Areválo es Doctor en Economía Aplicada por la Universidad de Santiago de Compostela, y Profesor de la Universidad Autónoma de Chiapas en México.