Reseña por Andrés Raggio, Investigador en la  Cátedra China Contemporánea, FLACSO Secretaría General, Costa Rica e integrante de REDCAEM. 25.08.2022.

Recientemente la revista International Quarterly for Asian Studies ha publicado un número especial titulado China beyond China: Infrastructuring and Ecologising a New Global Hegemony? editado por los investigadores David Tyfield (Lancaster University) y Fabricio Rodríguez (Arnold Bergstraesser Institute). El especial cuenta con una interesante y sugerente editorial, realizada por ambos editores, que será reseñada a continuación.

El trabajo propone analizar a China más allá de China, es decir, considerar de forma circular los factores domésticos y externos que hacen al actuar del país asiático en un contexto internacional que se visualiza cada vez más conflictivo y en una profunda crisis institucional y estatal.

El diagnóstico del escenario internacional actual es pesimista, Tyfield y Rodríguez (2022) entienden que en los últimos años se ha producido un claro deterioro del sistema internacional, tanto por su incapacidad de canalizar conflictos y como de promover el diálogo, donde no es posible considerarlo ni de suma positiva ni de suma cero, sino más bien de suma negativa. Los hechos de consecuencias internacionales como la pandemia del Covid-19 y la invasión de Rusia a Ucrania, entre otros, no han hecho más que profundizar las diversas crisis, institucional, ambiental, de alimentos, entre otras tantas, lo que ha puesto al mundo frente a la necesidad de abordar desafíos existenciales y ha generado tensiones políticas de gran relevancia como se pueden ver hoy día, principalmente entre las grandes potencias.

Los autores/editores promueven el análisis y la reflexión preguntándose cómo el país asiático gestionará su influencia económica, política y tecnológica, considerando la inseparable relación con factores domésticos, principalmente desde el punto de vista económico y sociopolítico. Además se preguntan cuáles son los caminos que podría tomar China ante cuestiones estructurales del sistema, tanto desde sus propios cimientos y las visiones sobre el orden mundial venidero, así como desde los planteos globales comúnmente relacionados con la infraestructura y su relación con la naturaleza.

Tyfield y Rodríguez (2022) invitan a salir de la visión unitaria de los actores, promueven el análisis considerando la existencia de una gran multiplicidad de agentes/agencias, tanto en China como en Occidente. Es aquí donde los autores promueven tres conceptos clave que son necesarios para comprender las relaciones de China con el mundo y sus implicancias multidimensionales.

El primer concepto clave alude a la visión global de China del mundo (Sino-globalidad) y los elementos que de ella se desprenden, sean las visiones sobre el mundo, o su concepción sobre las relaciones de poder. El segundo concepto clave es la infra-estructuración (infraestructuring), es decir, entender que existe un fenómeno dinámico relacionado con China y la infraestructura que va más allá del sector, que implica también a las relaciones socioculturales y políticas que éste genera, y que contiene una particular visión del mundo por parte del propio Partido Comunista de China (PCCh), el modernismo con características chinas. El tercer concepto clave, también dinámico, es ecologización (ecologising), el cual refiere a los desafíos ecológicos y cómo estos transforman y reconfiguran las agendas políticas, de gobernanza y a los agentes. Dicho concepto ayuda a comprender las formas de involucramiento de China y el PCCh en la transformación a nivel planetarios sobre la relación naturaleza-sociedad, considerando por parte de los autores como un desarrollo que se produce de arriba hacia abajo.

Por tanto, este trabajo aborda aspectos relevantes para el provenir, debido a la interrelación de los temas centrales (y urgentes) en la agenda internacional. Estos aspectos, la gobernanza, la infraestructura y el medioambiente son obligatorios para cualquier análisis en la actualidad, más aún desde que muchos de estos temas son incluidos en la agenda del gobierno chino de Xi Jinping, promoviendo una relación directa de estos con el propio desarrollo del Estado chino a la interna y su proyección externa, la cual ha promovido una importante cantidad de propuestas multilaterales que han contado con el apoyo de muchos países. Esto ha llevado a China a elaborar propuestas como la Comunidad de Destino Humano/Compartido, basada en gran medida en el concepto tianxia y la idea de que todos estamos bajo el mismo cielo, por lo que muchos temas clave deben abordarse y gestionarse bajo ciertos principios compartidos por la comunidad internacional. El uso político y de posicionamiento del país asiático de sus diversas propuestas de gobernanza no es nuevo para países de semejante poder relativo a nivel multidimensional, quienes suelen promover propuestas a nivel internacional relacionadas con su visión estratégica en el mundo. En fin, la editorial abre las puertas hacia una prometedora colección de artículos sobre esta temática.